martes, 7 de julio de 2009

balacera en frontera comalapa deja dos policias muertos




Miembros del grupo armado Los Zetas atacaron la comandancia de la Policía Ministerial (PM) en el municipio de Comalapa, colindante con la línea fronteriza de Guatemala. El saldo fue de dos muertos: un uniformado y una adolescente. La mañana de este martes, una célula de Los Zetas arribó en dos camionetas a la comandancia de la PM ubicada en el centro del poblado, junto a la presidencia municipal de Frontera Comalapa, donde fue ultimado a tiros el comandante a cargo del sector, Abenamar Molina Alegría, de 35 años. El resto de los miembros de la PM iniciaron la persecución del grupo armado, con refuerzos de la Policía Estatal Fronteriza (PEF), y la balacera se prolongó por todo el centro urbano de Comalapa y a la altura de la 3ª calle norte y 3ª avenida poniente, en el barrio de San Pedro, el grupo armado al encontrarse con varias unidades de la policía estatal empezó a disparar, respondiendo los uniformados a la agresión. A consecuencia de este segundo enfrentamiento una bala perdida provocó la muerte de la menor de edad, Dulce Vázquez López, que se dirigía a inscribirse a la preparatoria.
Extraoficialmente se informó que resultaron heridos el civil Roberto López, así como tres policías estatales: Alejandro Álvarez, Roberto Bautista Pérez y Humberto Robles Domínguez. En la zona del enfrentamiento quedaron abandonadas dos camionetas, una Jeep Cherokee verde y una Ford Lobo negra, en la cual viajaban los presuntos sicarios. En una de las camionetas, los sicarios dejaron 18 granadas de fragmentación calibre 2.23, una metralleta para fusil R-15 y otra Mac, con una carrillera de 178 balas, así como dos paquetes de tiros calibre R-15 nuevos y una pistola .9 milímetros, ésta en la guantera. Más tarde, Andrés Santamarina Lascano, miembro de la Policía Federal, perdió la vida al disparársele el arma por “accidente” durante el operativo policiaco-militar para dar con los asesinos del policía ministerial. Según informes policiacos, el federal recibió el impacto de su arma en la parte frontal del cuerpo, que le destrozó el estómago, pecho y garganta, lo que le causó la muerte cuando era trasladado en helicóptero a Tuxtla Gutiérrez